10 sacrificios que tu madre hizo por ti y nunca te contó. Comparte si la amas

Vamos a sacar nuestro lado más sentimental y vamos a rendirle un homenaje a nuestras “madrecitas chulas”  con esta información que le va a sacar las lagrimas hasta a un “tímpano de hielo.”

Nuestro primer recuerdo puede variar, lo que sí sabemos es que regularmente no se tienen antes de los 2 años, ¿alguna vez te preguntaste todo lo que pasó tu mamá cuando estaba embarazada de ti o cuando te cuidaba de recién nacido?

Hay algo de lo que te tienes que enterar, tu mamá NO LO PASÓ NADA BIEN.

Interesante: 10 películas que te harán llorar como nunca antes

Tenemos para ti una lista de situaciones por las que pasaron nuestras madres mientras esperaban nuestra llegada que definitivamente, te van a hacer que corras a sus brazos y le recuerdes lo mucho que la amas.

1.- La hiciste llorar… Muchas veces. 

Cuando se enteró que estaba embarazada lloró sin parar, durante el embarazo lloraba por los dolores, cuando el parto lloró al sentir el peor dolor de su vida y cuando por fin naciste, lloró también de emoción, ella lloraba por todo, por miedo, por alegría, por preocupación, ella sentía lo que tu sentías.

2.- Ella también quería más galletas. 

Recuerdas ese día en el que solo quedaba una galleta y ella con una enorme sonrisa en el rostro y su tierna mirada la puso en tu mano para que la comieras? ese día ella tenía hambre… Sí , ella también queria esa galleta, pero su amor por ti es tan infinito que sin importar que sabía que no volvería a comer durante todo el día prefirio apagar tu hambre y hacerte feliz…

Interesante:  Las Mujeres valientes son las que lloran…Y terminan siendo admiradas y amadas seguro

3.- Le dolió.

Cuando le jalaste el pelo le dolió, cuando le enterraste tus uñitas filosas le dolió, cuando te daba pecho y le mordías el pezón le dolió, le partías las costillas con tus pataditas adentro de su estomago y también le dolía muchísimo, pero nada eso basto para seguir llena de amor y emoción por tenerte junto a ella.

4.- La mayoría del tiempo, estaba asustada. 

Todos sus momentos eran intentos de protección hacia ti,  se convertía en un oso protector y ni siquiera permitía que alguien más te cargara, ella pensaba que en este mundo, nadie podía cargarte con la misma seguridad que ella, su corazón se sacudió cuando vio que ya podías ponerte en pie, se quedaba despierta en las noches para asegurarse que llegaras y se despertaba temprano para despertarte y alistarte todo para ir a la escuela, cuando te caías o algo doloroso te ocurría, ella sufría mucho más que tú.

5.- Ella sabía que no es perfecta. 

Se critica a sí misma y conoce cada uno de los errores que comete, cuando se trata de ella es mucho más dura consigo misma, no quiere cometer errores pero como es humano, obviamente los comete y a veces no se los perdona.

6.- Se quedaba viéndote dormir toda la noche.

No se cansaba de mirarte, ella creía que si se levantaba por un minuto, algo iba a suceder, algo que atentara con tu seguridad y si eso hubiese pasado, jamás se lo habría perdonado, a veces el sueño la vencía y se quedaba ahí, junto a tu cuerpo diminuto.

7.- Te cargó mucho más que 9 meses. 

Todo el tiempo que tardaste en caminar ella te cargo sin una sola queja,  encontró técnicas para cargarte mientras limpiaba la casa, se duchaba y mientras cocinaba también, en todas buscando e inventando todas las medidas de seguridad posibles para ti, hasta te cargaba mientras estaba dormida pues saberte a su lado era la única manera en que podía hacerlo.

Interesante:  Le regalaron este automóvil por Navidad, pero un niño pobre le dio una lección para el resto de su vida

8.- Su corazón se rompía cada vez que tu llorabas. 

Nada podía hacerla sufrir tanto como escuchar tu llanto, esto simplemente la destrozaba y no podía evitar llorar contigo, era capaz de hacerlo todo para que dejaras de hacerlo.

9.- Ante todo y todos, tú estabas primero. 

Ella se aguantaba TODO, podía estar sin comer, sin dormir, sin ducharse, lo único importante era que tu estuvieses perfecto, se pasaba el día entero asegurándose de que tu tuvieras todo lo necesario para estar tranquilo y alejado de cualquier peligro.

10.- Y lo volvería a hacer. 

Sin duda, ser madre es uno de los trabajos más duros que alguien puede tener, no es raro que se derriben límites para proteger a los hijos, se siente más amor de lo que el corazón es capaz de aguantar, a pesar de todo el dolor, tristeza, llantos, días y noches enteras, obligadas a ser mamá, ella sin pensarlo lo haría de nuevo, así de importante eres para ella.

La siguiente vez que la veas, encárgate de que sienta el más grande agradecimiento que sientes hacia ella, dile que la amas, ella nunca se va a cansar de escucharlo.

Si te gustó la nota, no te olvides de darle LIKE, y COMPARTIR con tus amigos y familiares.

loading...
Loading...

Comentarios